Lecciones de vida

Maldeca y me quejaba para mi mismo, por una falla y desperfecto que dej mi carro tirado, mientras esperaba al mecnico, sentado en la banqueta bajo los deliciosos 40C que acompaaban mi tarde.

Justo un instante despus… La vida me pate la cara de vuelta!

A mi lado, pas un batito en una bicicleta adaptada y me sonri sin motivo alguno. Por cortesa, le devolv la sonrisa, yo segu esperando y l sigui su camino… “pedaleando” con sus brazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s