En shock…

Justo te acabo de dejar en tu casa. En definitiva esta vez no fue como otras tantas veces. En el transcurso no hubo risas, no hubo chistes, no hubo miradas entre cmplices, no hubo nada de eso. Eramos solo tu y yo sentados en el auto, uno al lado uno del otro… sin cruzar palabras.

Que jodida situacin tan ms incomoda. No saba si subirle a la msica, acelerar, apagar el estreo o detener el auto. Pero creo que en realidad solo quera detenerme, gritar y entender que jodidos estaba pasando.

Ojal hubiramos peleado. Ojal hubiramos gritado. Ojal la hubiera cagado. Y es que as al menos tendra la certeza de saber que yo la estaba cagando o que nos estbamos gritando o que estbamos peleando y eso no estaba bien. Pero no, no fue as. Y aqu est sta jodida incertidumbre de no saber, ni entender que es lo que esta pasando.

Esta ocasin al despedirnos no hubo beso de buenas noches, si no un abrazo… solo atine en decir: Gracias por todo! Hasta luego o hasta nunca?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s