Cliente frecuente

Y pues asi, con llanta nueva y menos dinero en la bolsa. Odio las pseudocalles de este pinche rancho; sea 3 in a row.

Primero fu la derecha de adelante, ya saben la clsica, lluvias, charcos y tremendo bache debajo de ellos, resultado: destruy mi llanta. Ni pedo, a comprar otra. Un mes despus o no se cuanto, salgo del estacionamiento, camino dos cuadras para darme cuenta que la que se poncho ahora fu la otra llanta delantera; Esa al menos se salvo y fu solo desponchada. Y anoche revisando de rutina el gargajou, me doy cuenta que ahora la afortunada fu la izquierda de la parte posterior… Osea, no mamen.

Argh, ya me dan ganas de sacar poliza con los del “tarachi” o en su defecto ir al h. ayuntamiento, a por mi tarjeta de cliente frecuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s